Recetas de Exfoliantes caséros para el Rostro

Te dejamos estas fantásticas recetas de exfoliantes caseros para el rostro que lo dejarán como una porcelana :

  1. Mascarilla exfoliante de BANANA CON AZÚCAR: (especial para pieles grasas)

Necesitas: 

  • 1 o 2 bananas 
  • 4 cucharadas de azúcar 

Aplasta las bananas hasta obtener un puré, luego añadirle las cucharadas de azúcar y mezcla hasta obtener una solución homogénea.

Luego, aplícala en tu rostro, de abajo hacia arriba con pequeños masajes circulares ascendentes con los dedos. Déjalo actuar 10 minutos, retírala con agua tibia.

Hidrata tu rostro con una crema humectante.

  1. Mascarilla exfoliante de HUEVO+AVENA+MIEL: (especial para pieles grasas)

Necesitas: 

  • Clara de 2 huevos
  • 4 cucharadas de avena
  • 2 cucharadas de miel

Mezcla hasta obtener una solución homogénea. Luego, aplicala en tu rostro, de abajo hacia arriba con pequeños masajes circulares ascendentes con los dedos. Déjalo actuar 10 minutos, retirala con agua tibia.

Hidrata tu rostro con una crema humectante.

  1. Mascarilla exfoliante de AZÚCAR Y ACEITE: (especial para pieles secas)

Necesitas:

  • 5 cucharadas de azúcar
  • 7 cucharadas  de aceite de almendras o de oliva

Realiza una mezcla homogénea entre ambos elementos, y luego, aplícala en tu rostro, de abajo hacia arriba con pequeños masajes circulares ascendentes con los dedos. Déjalo actuar 10 minutos, retirala con agua tibia.

Hidrata tu rostro con una crema humectante.

  1. Mascarilla exfoliante de CAFÉ: (especial para pieles grasas)

Necesitas:

  • 1 ½  cucharadas de cafe
  • 3 cucharadas  de crema hidratante

Realiza una mezcla homogénea entre ambos elementos, y luego, aplícala en tu rostro, de abajo hacia arriba con pequeños masajes circulares ascendentes con los dedos. Déjalo actuar 10 minutos, retirala con agua tibia.

Hidrata tu rostro con una crema humectante.

  1. Mascarilla exfoliante de MIEL Y ALMENDRAS: (especial para pieles secas)

Necesitas:

  • 2 cucharadas de miel
  • 3 almendras molidas
  • Jugo de ½ limón exprimido

Realiza una mezcla homogénea entre los elementos, y luego, aplícala en tu rostro, de abajo hacia arriba con pequeños masajes circulares ascendentes con los dedos. Déjalo actuar 15 minutos, retirala con agua tibia.

Hidrata tu rostro con una crema humectante.

  1. Mascarilla exfoliante de YOGURT Y FRUTILLA: (especial para pieles sensibles, ya que es muy suave)

Necesitas: 

  • 1 yogur natural
  • 6-8 frutillas

Triturar las frutillas o córtalas muy muy chiquitas, mezclarlas luego con el yogur hasta obtener una mezcla homogénea, y luego, aplícala en tu rostro, de abajo hacia arriba con pequeños masajes circulares ascendentes con los dedos. Déjalo actuar 10 minutos, retirala con agua tibia.

Hidrata tu rostro con una crema humectante.

  1. Mascarilla exfoliante de CHOCOLATE: (da mucho brillo y disminuye la hinchazón)

Necesitas: 

  •  4 cucharadas de cacao en polvo
  • 3 cucharadas  de aceite de almendras o de oliva

Realiza una mezcla homogénea entre ambos elementos, y luego, aplícala en tu rostro, de abajo hacia arriba con pequeños masajes circulares ascendentes con los dedos. Déjalo actuar 15 minutos, retírala con agua tibia.

Hidrata tu rostro con una crema humectante.

8. Mascarilla exfoliante de AVENA Y YOGUR: 

Necesitas:

  •  1 cucharada de avena bien molida
  • 1 cucharada de yogurt orgánico natural
  • Unas gotas de miel de abeja

Aplica la mascarilla por 10 minutos y enjuaga con abundante agua tibia. Limpia con una toalla húmeda tibia y ponte tu crema hidratante. Puedes usarla sin importar tu tipo de piel.

  1. Mascarilla ANTIEDAD: ZANAHORIA Y YOGUR

Necesitas:

  • 2 Zanahorias
  • Jugo de medio limón
  • 2 cucharadas de yogur

Pon todos los elementos en la licuadora y mézclalos. Aplica la mascarilla por 30 minutos y enjuaga con abundante agua tibia. Limpia con una toalla húmeda tibia y ponte tu crema hidratante. Puedes usarla sin importar tu tipo de piel.

Recordá tener presente previo a la exfoliación facial:

  • Conocer tu tipo de piel (no todas son aptas para exfoliarlas)
    • Sensible: ojo, suele producir irritación si la exfoliamos, nunca utilices limón o naranja en el preparado ya que son irritantes.
    • Mixta: hazlo especialmente en la zona T
    • Grasa: es fundamental hacer una exfoliación
  • Humedece previamente el rostro, no lo apliques o realices en seco.
  • No realices exfoliaciones sobre zonas irritadas o con heridas.
  • Primero haz una prueba en una pequeña zona, si no produce alteración puede continuar.
  • No frotes fuerte.
  • No debes pasar varias veces por la misma zona.
  • Hidrata con alguna crema o loción al finalizar la exfoliación.
  • No te excedas en la cantidad de veces semanales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.