Baño de Burbujas

Hoy te vamos a contar algo breve, pero mágico.

Un baño de burbujas es una técnica para relajarse. Es cada vez más empleada, ya que no solo permite liberar el estrés, sino que además contribuye a estimular la circulación y regenerar la piel, entre otros beneficios.

¡Apunta estos consejos para un baño de burbujas perfecto!



Temperatura del agua
La temperatura ideal debe estar entre los 30 y los 35ºC.

Burbujas
Vierte media taza de jabón líquido para hacer burbujas en la tina o bañera. Lo mejor para esta técnica es usar un jabón natural de aceite de oliva, ya que es suave y humectante para la piel.

Aceites esenciales
Agrega en la tina una cuantas gotas de aceites esenciales de tu elección. Prueba con lavanda para relajarte o con menta para energizarte.

Miel
Para que tu piel quede mucho más suave y fresca, agrega una taza de miel a la mezcla del baño de espuma. Ello, pues la miel es un efectivo agente humectante.

Llena la bañera a la mitad
Abre la llave para que corra el agua. De esta manera, se mezclarán todos los ingredientes mientras se llena la bañera hasta la mitad.

Música
Antes de darte el baño, no olvides poner música suave y relajante.

Respiración
Una vez que estás dentro de la bañera, cierra los ojos, concéntrate en la respiración y notarás cómo vas relajándote poco a poco. Si lo deseas, puedes masajear tus pies y piernas para quitar la pesadez y el cansancio de las mismas.

Tiempo
El baño, como técnica para relajarse, no debe extenderse por más de 20 minutos. Una vez que hayas salido, sécate bien y aplica una crema hidratante sobre todo tu cuerpo.

Te invitamos a que te hagas un ratito para vos; Sentí el agua contacto del agua en la piel, la temperatura ideal, y conéctate con tu propio cuerpo, que tu cabeza no vuelve en preocupaciones sino que se permita liberar por un ratito.

Todas necesitamos mimos y el de hoy te lo das vos regalándote un ratito.